fbpx
INE TAMBIÉN INYECTARÁ RECURSOS A LA ELECCIÓN DEL 4 DE JUNIO.
abril 10, 2017
Delfina Gómez: “Tengo dos maestrías”
abril 12, 2017

ANIMAL POLÍTICO: ELIGE A TU ENEMIGO.

Foto: Redes Sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El presidente del Consejo Europeo Donald Tusk lo dijo mejor que nadie: “Si no creemos en nosotros mismos, en el propósito más profundo de la integración, ¿por qué debería alguien más?”

DOBLE FILO

EL ANIMAL POLÍTICO EN LAS REDES SOCIALES: ELIGE A TU ENEMIGO


A medida que la humanidad se involucra cada vez más en la llamada "Era de la Información", se hace más evidente que, lejos de ser una sociedad crítica y objetiva basada en hechos, estamos convirtiéndonos en individuos polarizados.

La cosa es que sólo buscamos información que se ajuste a nuestras creencias y estándares.

Solo hay que ver cualquier comentario de YouTube sobre cualquier video político de Trump, Brexit o Peña Nieto. Hay algunos documentados, elocuentes e imparciales entre la rabia pura entre las personas que apoyan al sujeto y las personas que lo atacan.

Desafortunadamente, nos definimos por las cosas que odiamos, más que por las cosas que amamos.
E incluso cuando ese es el caso, buscamos y apoyamos la información que encaja en nuestros axiomas. Si algún tipo de información desafía nuestras creencias personales, sentimos el impulso de atacarlo, incluso si está basado en un hecho verdadero.
Tal vez por eso seguimos creyendo en las conspiraciones, grupos de judíos haciendo un plan de dominación mundial, alienígenas de aspecto gris y reptiles, cortinas de humo creadas para distraernos de la miseria del mundo.

La amarga verdad es que, independientemente del lado que elijamos, el mundo seguirá teniendo problemas. La clave es la "discusión". Lejos de tener una mente cerrada y permanecer en nuestro espacio seguro, debemos tener la madurez mental de ser desafiados, elaborar argumentos para convencerlos, no para imponerlos. Y sobre todo, sea claro en lo que es un hecho y lo que es una opinión.

Cuando se trata de la opinión, nadie está equivocado. Hace un nido dentro de nosotros mismos, y puede ser una hoja de doble filo. Los hechos, por otra parte, pueden fallar y demostrarnos lo equivocados que somos, para hacernos mejores.

Como son los animales políticos -de acuerdo con Aristóteles- debemos tener la responsabilidad de enriquecer nuestros puntos de vista y decir lo que es correcto y lo que está mal con la luz natural del sentido común. No podemos permanecer en nuestro espacio seguro, incluso cuando algunas personas tienen el impulso de insultarnos. El fanatismo no debe tener un lugar en nuestro mundo actual. Nunca funcionó antes, ni lo hará ahora.

El presidente del Consejo Europeo Donald Tusk lo dijo mejor que nadie: "Si no creemos en nosotros mismos, en el propósito más profundo de la integración, ¿por qué debería alguien más?"

La falta de discusión sólo puede conducir al odio, para dividir a la gente aún más en este tumulto. Y, por supuesto, divididos caemos.


 

Por: Héctor Castañeda


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *