fbpx
49% DE MEXIQUENSES VIRARON A LA IZQUIERDA; 70% CONTRA DEL MAZO
junio 17, 2017
Enrique Ochoa, aseguró que las elecciones en Edomex “fueron ejemplares”, pero…
junio 19, 2017

Asegura Peña que su gobierno trabaja para mejorar las condiciones del periodismo

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La cifra de periodistas asesinados (7), tan solo en lo que va de este año, es igual a la de los periodistas asesinados en el año más violento del sexenio de Felipe Calderón, 2011.


Asegura Peña que su gobierno trabaja para mejorar las condiciones del periodismo



periodistas1peñaa1
EL DATO:
Al encabezar la ceremonia de cambio de presidencia del Consejo de la Comunicación, el presidente de México Enrique Peña Nieto reiteró a los periodistas presentes “el compromiso que tiene este gobierno para generar las mejores condiciones del ejercicio libre de su profesión”.

EL ANÁLISIS:
Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto han sido asesinados 36 periodistas:

Jaime González Domínguez laboraba como director y reportero del portal electrónico Ojinaganoticias.com.mx. De acuerdo con Univisión, González Domínguez fue atacado en la intersección de las calles Trasviña y Retes, en la colonia Centro, del norteño estado de Chihuahua, en donde un grupo de sujetos armados le dispararon en al menos 18 ocasiones para supuestamente robarle la cámara el 3 de marzo de 2013. No se ha descartado su labor periodística como el verdadero móvil del ataque.

Daniel Martínez Bazaldúa, fotógrafo de la sección de sociales del periódico La Vanguardia, en Saltillo Coahuila fue asesinado el 24 de abril de 2013. Aunque cuando fue encontrado el cuerpo del periodista, había dos mensajes que hacían alusión directa a que había pertenecido y desertado de una organización criminal, el diario La Vanguardia pidió no criminalizar a uno de sus trabajadores.

Alberto López Bello era reportero del periódico oaxaqueño El Imparcial. López se encargaba de cubrir la sección policiaca del diario, por lo que el procurador del estado no descartó que su muerte se deba al crimen organizado. El periodista fue encontrado en un paraje del estado junto con un empleado del ayuntamiento y se infiere que fue asesinado a pedradas el 17 de junio de 2013.

Mario Ricardo Chávez Jorge, director y reportero del diario El Ciudadano de Ciudad Victoria, Tamaulipas, el 24 de junio de 2013. La investigación determinó que su fallecimiento no se debía al ejercicio de su labor informativa y el caso fue cerrado. Sin embargo, para muchos de sus compañeros y otros periodistas, el secuestro y homicidio del periodista sí tuvo que ver con su trabajo informando sobre la delincuencia organizada en aquel estado

Gregorio Jiménez, de Notisur desapareció el 6 de febrero de 2014 y su cuerpo fue encontrado cuatro días después. Aunque el mismo Javier Duarte comentó que la muerte de Gregorio respondía a una venganza o a problemas personales, el tenor crítico en contra del gobierno veracruzano de las notas publicadas por Jiménez es para muchos la verdadera causa de su muerte.

Nolberto Herrera, camarógrafo, reportero, editor y productor de Canal 9 en la ciudad de Zacatecas.
De acuerdo con la procuraduría de este estado, el asesinato de Herrera podría haber sido de carácter pasional, sin embargo, muchos compañeros y otros periodistas no descartan que se tratara de un asesinato ocasionado por el ejercicio del periodismo. El periodista fue hallado en el interior de su casa el 29 de julio de 2014, con al menos 20 heridas producidas por un objeto cortante.

Octavio Rojas Hernández, corresponsal del diario El Buen Tono y jefe de prensa del ayuntamiento de Cosolapa, Oaxaca. Debido a que la región es una zona de tránsito de inmigrantes que alguna vez estuvo controlada por el grupo delictivo Los Zetas, la mayoría de las notas de Rojas eran de tono policiaco. El periodista fue asesinado el 11 de agosto de 2014 cuando salió de su casa para atender a una persona que preguntaba por él. Recibió cuatro disparos.

Atilano Román, locutor del programa de radio Así es mi tierra y líder del movimiento de comuneros de la presa Picachos, en el estado de Sinaloa. Cuando Román se encontraba en la cabina de radio transmitiendo su programa el 11 de octubre de 2014, dos sujetos armados le dispararon en la cara. Al escucharse los balazos, se interrumpió la señal de la estación.

María del Rosario Fuentes colaboraba de forma anónima en las páginas de Facebook Valor por Tamaulipas y Responsabilidad por Tamaulipas. Fuentes era médico y con el nickname @Miut3 denunciaba públicamente hechos violentos en su estado. De acuerdo con el portal Nuestra Aparente Rendición, “María no publicaba en tiempo real las situaciones de riesgo, pero si hacía denuncias con nombres clave acerca de las actividades entre el crimen organizado y su relación con el ejército”. La periodista fue secuestrada y asesinada sin que hasta la fecha se conozca al responsable de su muerte en 2014.

Antonio Gamboa, reportero y director de la revista Nueva Prensa desapareció el 10 de octubre del 2014 sin que sus amigos, colaboradores y familiares pudieran obtener respuesta alguna a su desaparición. Gamboa fue encontrado sin vida 12 días después de su desaparición en la sindicatura de la Villa de Ahome con disparos de bala en todo su cuerpo, que también mostraba signos de tortura y estaba maniatado.

Moisés Sánchez, asesinado el 2 de enero de 2015. Javier Duarte afirmó que la muerte de Moisés Sánchez no estaba relacionada con el ejercicio de la labor periodística debido a que él era taxista y no periodista. Sánchez era director del semanario La Unión, en el que llevaba a cabo un periodísmo crítico. Sin embargo, incluso la Procuraduría General de la República indicó que la fiscalía encargada de atender los crímenes contra periodistas no podía atraer el caso, debido a que Sánchez desempeñaba la labor informativa de manera esporádica.

Abel Manuel Bautista Raymundo, dueño de la emisora Spacio 96.1 de Santiago Juxtlahuaca, en Oaxaca. Bautista, de 46 años, no tuvo ningún trabajo periodístico hasta que compró la estación. A partir de entonces se dedicaba a pasar música y a difundir información sensible para las comunidades que rodean al municipio. De acuerdo con la fiscalía del estado, el periodista fue asesinado a balazos cuando salía de la radio con su vehículo el 14 de abril de 2015.

El cuerpo de Armando Saldaña, de Exa FM, fue encontrado sin vida en un municipio de la frontera entre Veracruz y Oaxaca el 4 de mayo de 2015. Aunque algunas semanas después de su muerte, fue detenido una persona por su supuesta responsabilidad en este crimen, el caso sigue sin ser resuelto.

Gerardo Nieto, director del semanario local El Tábano y era reportero del periódico El Nuevo Siglo. Aunque de acuerdo con quien entonces se desempeñaba como procurador general del estado de Guanajuato dijo que su muerte no estaba relacionada con el ejercicio de su profesión. Artículo 19 insistió en que se tomara en cuenta como principal agravante el ejercicio de la actividad periodística de Nieto. El periodista fue asesinado en la localidad de Comonfort, en donde fue encontrado con una herida profunda en el cuello provocada por un objeto cortante el 26 de junio de 2015.

Juan Mendoza, de Escribiendo la Verdad. Según Animal Político, la Fiscalía de Veracruz concluyó que la muerte de Juan Mendoza Delgado se había producido debido a un atropellamiento el 30 de junio de 2015. Sin embargo, Artículo 19 encontró en el cuerpo del periodista rastros de violencia.
Mendoza Delgado, al igual que Moisés Sánchez, se dedicaba a manejar un taxi en su localidad, lo que combinó con el ejercicio de la profesión periodística.

Filadelfo Sánchez, locutor y director de la estación La Favorita en Miahuatlán, Oaxaca. De acuerdo con La Vanguardia, Sánchez había recibido amenazas de muerte en varias ocasiones. El periodista fue asesinado con más de cinco disparos, cuando se trasladaba por la calle Margarita Maza de Juárez, en el barrio de San Francisco en el municipio de Miahuatlán el 2 de julio de 2015.

El fotoperiodista Rubén Espinosa, colaborador de Proceso y Cuartoscuro fue asesinado junto a otras cuatro personas, en un departamento de la colonia Narvarte, en la Ciudad de México el 31 de julio de 2015. Espinosa era conocido por haber tomado las fotografías que menos favorecían al entonces gobernador de Veracruz, Javier Duarte. Asimismo, Nadia Vera, otra de las personas encontradas en la escena del crimen, había publicado meses antes un video en el que responsabilizaba al gobierno de Veracruz si algo le sucedía.

Juan Heriberto Santos Cabrera se desempeñó durante 10 años como reportero de Televisa Veracruz en la ciudad de Orizaba, en donde cubría lo que ocurría en la sierra de Zongolica, en Santana Atzacán y en la sierra central de Veracruz; también daba cobertura a la nota policiaca y política. El periodista fue asesinado por un comando de cinco personas que lo acribillaron en el interior de un bar en la ciudad de Orizaba el 13 de agosto de 2015.

Un conjunto de hombres armados entró a la casa de Anabel Flores, quien publicaba sus notas en el Sol de Orizaba y en El Mundo de Córdoba, y la secuestró. El cuerpo de la periodista fue hallado el 8 de enero de 2016 y su muerte no ha sido aclarada hasta la fecha.
Marcos Hernández era corresponsal del diario Noticias, Voz e Imagen de Oaxaca. Además, Hernández Bautista se desempeñaba como regidor de Cultura en la localidad de Santiago Jamiltepec y como militante del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). De acuerdo con Animal Político, Marcos cubría notas relacionadas con la situación de las radios comunitarias e indígenas en la región. Lo restos del periodista fueron encontrados por la noche del 21 de enero de 2016 en el municipio de San Andrés Huaxpaltepec, sin que hasta la fecha se sepa quiénes lo asesinaron.

Moisés Dagdug Lutzow era conductor del programa de radio De Frente Tabasco y se desempeñaba también como director de la emisora de radio XEVX La Grande de Tabasco. De acuerdo con Aristegui Noticias, Dagdug Lutzow y Ángel Antonio Jiménez, su director de noticias, denunciaron con anterioridad haber recibido amenazas por su postura crítica contra el gobierno estatal de Tabasco, encabezado por Arturo Núñez Jiménez. El periodista fue asesinado por hombres que irrumpieron durante la noche en su casa y se llevaron su camioneta el 20 de febrero de 2016.

Francisco Pacheco, reportero del diario local El Sol de Acapulco y fundador de El foro de Taxco. Pacheco daba cobertura a las fuentes policiaca, política local y de turismo, en Guerrero. El periodista fue asesinado el lunes 25 de abril del 2016 cuando salía de su domicilio en Taxco de Alarcón, Guerrero, de acuerdo con los medios en los que laboraba.

Además de trabajar en el ayuntamiento de Poza Rica, Manuel Torres escribía notas sobre seguridad para Noticias MT. El reportero también fue el encargado de cubrir las elecciones en el estado durante el 2016, cuando el partido que había llevado a Javier Duarte al poder perdió la gubernatura por vez primera en la historia. Fue asesinado de un disparo en la cabeza el 15 de mayo, a unas semanas de que se llevara a cabo la elección en Veracruz.

Elidio Ramos, reportero de periódico local El Sur, en Juchitán, Oaxaca. Mientras cubría los bloqueos en algunas vialidades y la quema de autobuses en el estado por parte de la disidencia magisterial, varios hombres aún desconocidos le dispararon al periodista en la cabeza a quemarropa el 19 de junio de 2016. De acuerdo con Animal Político, la jefa de información de El Sur Ivonne Flores dijo que Elidio y otros compañeros habían sido amenazados ese sábado por un grupo de encapuchados para que no cubrieran los actos violentos.

Salvador Olmos García, colaborador de la radio comunitaria Tu Un Ñuu Savi, en el municipio de Huajuapan, Oaxaca. De acuerdo con Milenio, Chava, como era conocido, se quitó las esposas e intentó escapar de los policías que lo habían detenido a medianoche. La policía persiguió a Salvador, lo arrolló y lo aventó a un terreno baldío por haber supuestamente grafiteado un monumento el 26 de junio de 2016.

Pedro Tamayo Rosas fue ejecutado afuera de su domicilio en Tierra Blanca, Veracruz el 20 de julio de 2016. De acuerdo con sus colegas, Pedro era un referente como fuente de información primaria sobre política y crimen organizado. Tamayo recibió las medidas de protección de la Comisión Estatal para la Atención y Protección a Periodistas (CEAPP), encargada de ofrecer atención a las agresiones y riesgos que enfrentan los periodistas a causa del ejercicio de su profesión. Dicha comisión no fue capaz de evitar su muerte.

Agustín Pavia también era colaborador de la radio comunitaria Tu-un Ñuu Savi e integrante del partido político Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), en Huajapan de León. Pavia descendía de su vehículo que estaba estacionado frente a su casa, cuando sujetos a quienes no se ha identificado le dispararon el 13 de septiembre de 2016.

Aurelio Cabrera, reportero y director del diario El gráfico de la Sierra, medio de la Sierra Norte de Puebla. La policía del municipio de Juan Galindo recibió la denuncia el 15 de septiembre de 2016 que varios sujetos armados habían atacado a Cabrera. Aunque fue transferido a un hospital, el periodista falleció a causa de las lesiones que le habían ocasionado. De acuerdo con la Fiscalía General de Puebla, el causante de la muerte de Aurelio Cabrera fue otro periodista llamado Juan Pedro Garrido Juárez, quien aún se encuentra prófugo.

Jesús Adrián Rodríguez trabajaba en la estación Antena Radio de Chihuahua. De acuerdo con Animal Político, años atrás Rodríguez se encargaba de cubrir la fuente policiaca en un periódico impreso de la capital chihuahuense y laboró para otros medios digitales. El periodista fue asesinado a balazos la mañana del 10 de diciembre del 2016, su cuerpo fue encontrado sin vida en el asiento de su vehículo afuera de su domicilio, en la capital del estado.

Cecilio Pineda Birto era director de La voz de Tierra Caliente y colaborador de El Universal. Birto cubría la fuente policiaca en el municipio de Ciudad Altamirano, en Guerrero, donde fue asesinado en un autolavado por dos jóvenes que le dispararon desde una motoneta el 2 de marzo de este año. Aunque la Secretaría de Gobernación le ofreció a Pineda salir de Ciudad Altamirano en tres ocasiones, el periodista se negó a salir del lugar a pesar de las amenazas que existían en su contra.

Ricardo Monlui Cabrera era autor de la columna Crisol en El Sol de Córdoba, director de El Político y también era presidente de la Asociación de Periodistas y Reporteros Gráficos de Córdoba y la Región. Monlui cubría temas relacionados con el cultivo de la caña de azúcar en Veracruz. El periodista fue asesinado afuera de un restaurante en la localidad de Yanga, Veracruz el 19 de marzo.

Miroslava Breach, corresponsal del periódico La Jornada en Chihuahua. También colaboraba en el diario Norte Digital de Ciudad Juárez. Breach se encontraba cubriendo los diferentes hallazgos de fosas clandestinas en ese estado. La periodista fue asesinada por hombres armados mientras salía de su domicilio a bordo de su camioneta el 23 de marzo. El gobierno de Javier Corral anunció que identificó a los responsables del asesinato de Breach, de los cuales confirmó la ejecución de uno de ellos por parte del crimen organizado.

Maximino Rodríguez trabajaba para el Colectivo Pericú, un blog de denuncia ciudadana y noticias sobre corrupción que tenía como objetivo contrarrestar el silencio de los medios de comunicación tradicionales. Rodríguez cubría la nota policiaca y tenía una columna titulada “Es mi opinión”. Aunque el periodista siempre repetía que su trabajo no le daba miedo, fue asesinado a balazos afuera de una tienda el 15 de abril.

Filiberto Álvarez, conductor del programa radiofónico “Poemas y cantares”, en la estación La Señal de Jojutla, en el municipio de Tlaquitenango, Morelos. De acuerdo con medios locales, Álvarez, de 65 años, fue asesinado por cinco balazos en la entrada del Balneario El Rollo de Tlalquiltenango, en donde vivía.

Javier Valdez, corresponsal de La Jornada en Culiacán, Sinaloa y fundador del semanario estatal Ríodoce. Valdez cubrió durante mucho tiempo las noticias relacionadas con el crimen organizado y el narcotráfico en el estado casa del Cártel de Sinaloa y de uno de los capos más importantes de las últimas décadas, Joaquín El Chapo Guzmán. De acuerdo con La Jornada, Valdez presentó a finales del año pasado su libro Narcoperiodismo, la prensa en medio del crimen y la denuncia, el último libro de una lista que incluye obras como Huérfanos del narco, Mala Yerba, Miss narco y Con una granada en la boca. El periodista fue asesinado por un sujeto armado que lo interceptó cuando estaba a bordo de su camioneta y le disparó en 12 ocasiones el 15 de mayo.

Jonathan Rodríguez Córdova, reportero del medio local El Costeño de Autlán. De acuerdo con información de Milenio Rodríguez Córdova había sido plagiado ya en al menos dos ocasiones. Rodríguez fue asesinado durante un atentado en contra de su madre, Sonia Córdova, subdirectora comercial de El Costeño y esposa del dueño de este medio. Sujetos armados dispararon en contra del automóvil en el que se encontraban Jonathan y su madre el mismo día del atentado contra Javier Valdez. Mientras que Sonia Córdova se encuentra gravemente herida, el periodista de 26 años falleció.

De acuerdo con la organización Reporteros Sin Fronteras, México es el segundo país del continente donde es más peligroso ejercer el periodismo, sólo después de Cuba. Detrás de México se encuentran Honduras, Venezuela, y Colombia.
Además, en la misma página figura el cártel de Los Zetas como depredador de la libertad de prensa. El portal indica que “Los cárteles mexicanos, y en primer lugar Los Zetas, hacen de México el país más peligroso del continente para los periodistas. El número de profesionales de la información que han sido asesinados o han desaparecido desde la década del 2000 es espeluznante. Este clima de terror logra su objetivo, la autocensura, que se ha generalizado en las redacciones locales. Quienes no se contienen lo pagan con su vida o con el exilio.”

Fuentes:
El Economista. http://eleconomista.com.mx/sociedad/2017/05/16/quienes-son-36-periodistas-asesinados-sexenio-enrique-pena-nieto Consultado el 16 de junio de 2017.
El Universal. Libre periodismo, condición indispensable en sociedad democrática: Peña Nieto. http://www.eluniversal.com.mx/articulo/nacion/sociedad/2017/06/15/libre-periodismo-condicion-indispensable-en-sociedad-democratica Consultado el 15 de junio de 2017.
Reporteros sin Fronteras. Clasificación mundial 2017. http://www.rsf-es.org/grandes-citas/clasificacion-por-paises/ Consultado el 15 de junio de 2017.
Reporteros sin Fronteras. El Cártel de los Zetas. http://www.rsf-es.org/products/el-cartel-de-los-zetas-organizacion-criminal-mexicana/ Consultado el 15 de junio de 2017.

CONCLUSIONES:
La cifra de periodistas asesinados (7), tan solo en lo que va de este año, es igual a la de los periodistas asesinados en el año más violento del sexenio de Felipe Calderón, 2011. Pese a que el sexenio del panista duplica la cantidad de periodistas asesinados, con 60, la realidad es que no existen en este país condiciones para garantizar el cabal ejercicio de la libertad de expresión, caso concreto del periodismo. Muchos de los asesinatos que se enlistan aquí no han sido resueltos, por lo que tampoco existe una percepción de aplicación de justicia.

CALIFICACIÓN:
Con base en lo anteriormente expuesto, lo asegurado por el presidente Peña Nieto en la ceremonia de ayer es FALSO.

 

Por: Héctor Castañeda

Historiador y Analista.


16 de Junio 2017
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *