fbpx
Gobierno del Estado oculta nueva espiral de homicidios
junio 27, 2017
Enrique Graue: Sí hay narcomenudeo en CU
junio 29, 2017

Mascarada El Baile de las Máscaras

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

¿Quién dijo que todo está perdido?

Protestar es el camino

 

 

DOBLE FILO

Mascarada El Baile de las Máscaras


Por: Ismael Rojas Escobar






¿Quién dijo que todo está perdido?
Protestar es el camino

Protestar es mejor que callar. Inquirir antes que ser sólo testigo y víctima de los sucesos debería ser una conducta generalizada y no un acto que cause repudio por el solo hecho de ver a alguien con una pancarta o alzando la voz ante algo que le parezca injusto.

Por curioso que sea, hay quienes protestan contra las protestas de todo tipo; no importa si lo hacen ordenadamente e incluso por las vías institucionales: funcionarios públicos y políticos –obviamente-, empresarios, organizaciones sociales e incluso periodistas no dudan en lanzar consignas. Curiosamente los une un aspecto en común: todos son o quieren verse beneficiados y tener favores por parte del poder.

Cosa curiosa, la canciller alemana Angela Merkel al reunirse con activistas e intelectuales mexicanos los llamó a mantener esa valentía, a seguir luchando y no callarse ante las injusticias; una de las mujeres más poderosas del mundo y representante de un país donde el orden es la regla, se expresó en esos términos y felicitó a los asistentes.

Motivos para participar hay muchos y de diversa magnitud: vamos desde la gran inconformidad por el “gasolinazo”, los resultados electorales, la desaparición de estudiantes en Ayotzinapa, hasta los más recientes y locales, como es la protesta por el intento de derribar dos centenares de árboles en Paseo Tollócan –entrada a Toluca- para beneficiar con un túnel directo al estacionamiento de una poderosa plaza comercial.

Formas de protestar también hay muchas: en el sitio donde se quiere llamar la atención; denuncia pública en medios de comunicación tradicionales; cartas; formando colectivos; juntar firmas; colocar pancartas; campamentos; llevar altavoces; repartir volantes; actos simbólicos –greenpeace son expertos-, etc.
Los más novedosos: viralizar memes y comentarios en redes sociales, comentarlos, compartirlos, etiquetar a gente interesada o incluso a los mismos sujetos contra quienes se manifiestan. Los más organizados es mediante páginas especializadas como “change.org”, entre otras que cada día se descubren.

La historia de México no sería la misma sin quienes se atrevieron a protestar y así lograron avances como fueron la declaración de Independencia en 1821y las constituciones como la de 1824, de 1857 y 1917, sin contar avances como es el voto para las mujeres conquistado en el sexenio de Miguel Alemán, gracias al fuerte impuso de gente como Hermila Galindo, quién peleó ese derecho con su entonces jefe, Venustiano Carranza.

Por otro lado. el INEGI midió el impacto en la economía nacional de cada persona que participó activamente en alguna asociación sin fines de lucro y los resultados son sorprendentes: 44 mil 600 pesos al año es lo que su esfuerzo logró, ahora, multiplicado por los 1 millón 379 mil voluntarios, sumaron 61 mil 570 millones de pesos.
Los resultados de éste estudio publicado en 2015 son alentadores en cuando a que por vez primera se puede cuantificar en pesos el impacto que tiene el trabajo aportado por los voluntarios en las asociaciones civiles en México. Por si quedaba la duda a alguien si valía la pena participar.

Lágrimas
La respuesta que Enrique Peña dio sobre la nota publicada por NYT sobre que su gobierno espía sistemáticamente a un nutrido grupo de periodistas y activistas, fue por decir lo menos, desafortunada: reflejó su postura personal y el caso que va a hacer a tales acusaciones. Las alturas marean a muchos.

Sonrisas
Llama la atención que sea Alfredo del Mazo Masa quien aparezca en más fotos publicadas por los medios que cubrieron la boda del gobernador Eruviel Avila y la empresaria María Irene Dipp Walter. ¡Muera el rey, viva el rey!

Charada
El pretexto original sobre que el motivo cortar más de 200 árboles era para agilizar el tremendo tráfico a la entrada de la capital mexiquense, se desplomó al conocerse el nombre con el que la Semarnat lo autorizó el proyecto. “Túnel de acceso al centro comercial Galerías Toluca y retornos sobre Paseo Tollócan”. ¿Alguna duda?.

2 Comments

  1. ANGELICA HDZ dice:

    EXCELENTE ARTICULO!!!!

  2. Primavera Téllez Girón dice:

    ¡Muy buen artículo gracias por escribir y compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *