fbpx
Mascarada El Baile de las Máscaras
julio 25, 2017
Fernando Espino: El metro es seguro, dentro de lo posible.
agosto 1, 2017

Cogito Ergo Sum

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Ya todos conocemos a aquel hombre de avanzada edad que aprovecha Twitter o cualquier evento público para etiquetar a todo aquél que no lo apoye como enemigo jurado.

DOBLE FILO

Cogito Ergo Sum


Por: Héctor Castañeda







AMLO vs Nuño: ¿Quién no tiene razón?


Ya todos conocemos a aquel hombre de avanzada edad que aprovecha Twitter o cualquier evento público para etiquetar a todo aquél que no lo apoye como enemigo jurado. Todos conocemos el discurso polarizador de “conmigo o en mi contra” que esgrime a diestra y siniestra. Y no, no estoy hablando de Donald Trump.

Por supuesto que estoy hablando de Andrés Manuel López Obrador. La única persona capaz de decir un disparate como que todos los independientes están coludidos con la mafia del poder -omitiendo que Gerardo Fernández Noroña se vanagloria de ser “independiente” pero está acompañando a Delfina Gómez en sus actos públicos- y de alguna forma, hacer que la gente le crea. Parece que la fórmula es contar mentiras como candidato para contrarrestar las mentiras del gobierno. La gente siempre termina creyendo mentiras.

Pero me desvío. Con una persona tan provocadora como él, y dado el carácter efervescente de las redes sociales hoy en día, muchos funcionarios del gobierno hacen lo que mejor saben hacer: ignorar. A lo sumo, emitir una declaración clásica de los políticos, es decir, una retahíla de palabras que dicen mucho sin decir absolutamente nada.

Extrañamente, esta vez no fue el caso del Secretario de Educación, Aurelio Nuño.

En un tuit, López Obrador afirmó “El representante de Nuño y delegado de la SEP en Guanajuato es hijo de Marta Sahagún. No cabe duda que la reforma educativa es una maravilla”.

Punto para AMLO. Fernando Bribiesca Sahagún es licenciado en Relaciones Económicas Internacionales y una maestría en Gerencia. Ello tiene poco o nada que ver con la educación pública. Se supone que la reforma educativa le quitaría la oligarquía a los sindicatos, y ayudaría a que quienes impartan clases tengan las herramientas para hacerlo bien.

¿Qué sentido tiene quitarle el poder a un grupo compacto si se lo va a pasar a otro?
Como ya lo anticipé, Nuño no se quedó callado.
Este sábado por la mañana, en su cuenta personal de Twitter, contestó: “Lamentables los ataques ad hominem” de López Obrador; “la valía de las personas se conoce por sus acciones, no por sus familiares”.

Y completó: “Nadie como López Obrador para pontificar sobre nepotismo, si no pregúntenle a sus tres hijos con cargos en Morena”.

Punto para Nuño. En septiembre de 2016 el hijo del de Macuspana José Ramón López Beltrán fue nombrado coordinador de Morena en el Estado de México, y dos meses después, Andrés Manuel López Beltrán -Andy, para los cuates- fue nombrado coordinador de la estructura electoral en la Ciudad de México, mientras que en diciembre nombró a Gonzalo, líder de su partido en Tlaxcala.

Dos de sus hermanos, Pío Lorenzo y José Ramiro López Obrador, estuvieron al frente de Morena en Chiapas y actualmente Pío aparecen en la lista de consejeros nacionales de Morena lo que le da poder de voto en las decisiones.

A José Ramón López Beltrán se le encomendó organizar en el Estado de México un promedio de seis mil 500 comités seccionales rumbo al 2018, y el pasado fin de semana, en la sesión de su Consejo Nacional, Morena presumió un avance del 90% en la coordinación y organización de sus comités seccionales en esa entidad.

Andrés Manuel López Beltrán fue designado en septiembre pasado coordinador de Morena en la Ciudad de México, para organizar alrededor de cinco mil 600 seccionales con miras al 2018 y, según Morena, el avance es ya del 100 por ciento.

Además, desde noviembre de 2013, cuando su padre sufrió un infarto, Andrés Manuel López Beltrán se hizo cargo de las movilizaciones en contra de la Reforma Energética; en el proceso de 2012 estuvo a cargo de organizar la defensa del voto y en 2015 fue coordinador de campaña en Guerrero.

Gonzalo López Beltrán es el dirigente de Morena en Tlaxcala, donde encabeza la conformación de 513 comités en esa entidad.

Pío López Obrador ha estado ligado a la política desde 1989, cuando participó en la fundación del PRD, y en 2006 fue el coordinador de campaña de López Obrador en Chiapas; también era comisionado nacional. En 2014, ya con Morena, se le encomendó el liderazgo del partido en esa entidad, cargo que compartió con su hermano José Ramiro.

Este último fue presidente del PRD en Tabasco y alcalde de Macuspana, pero en 2010, tras unas acusaciones de fraude -algo que se supone está prohibidísimo en Morena-, anunció su retiro de la política. Sin embargo, se unió a Pío en el liderazgo de Morena en Chiapas en 2014. Actualmente sólo Pío Lorenzo aparece en las listas de consejeros de Morena en esa entidad, de acuerdo con la página del INE.

No lo sé, pero me suena a nepotismo eso. López Obrador es un hipócrita si pretende hacer como que su familia no tiene puestos en Morena.
¿Quién tiene entonces la razón? Nadie.
Lo que es más, no se trata de pelearse por quién es más nepotista. Los políticos no deberían serlo. Punto.

Me importa un comino si pretenden poner a cualquier “Cosme Fulanito”, si esa persona demuestra ser capaz de estar al frente de cualquier puesto público, y sobre todo, que sea relacionado a su especialidad. Los puestos a modo no deberían pasar ya en este país, tanto da si es PRI, Morena, PAN o quien sea.

No deben hacer eso.
Se debe investigar el amiguismo o el familiarismo y castigarlos, porque es esa muestra de corrupción que tiene podridas las instituciones en este país.

2 Comments

  1. Excelente redacción, buen trabajo, gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *