fbpx
Poder al Centro
septiembre 10, 2017
Promueve UAEM conservación de puma y jaguar en sur mexiquense
septiembre 11, 2017

Cogito Ergo Sum

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

 

Qué semana. Y qué bueno que terminó

DOBLE FILO

Cogito Ergo Sum


Por: Héctor Castañeda







Qué semana...

Qué semana. Y qué bueno que terminó.

Comenzamos con la muy anticipada nota de Animal Político y Mexicanos Contra la Corrupción y la impunidad titulada “La estafa maestra”, donde los mexiquenses y sobre todo egresados y estudiantes de la UAEMex nos llenamos de indignación al enterarnos que nuestra máxima casa de estudios había sido usada, junto con otras universidades, por el gobierno federal para triangular dinero público destinado a programas sociales.

Evidentemente, y como egresado de esa universidad, el sentirme decepcionado es poco. A pesar de ello, no era nada nuevo. Ya en 2015 la Auditoría Superior de la Federación (ASF) había presentado ocho denuncias penales ante la PGR, por casos en esa casa de estudios y 13 dependencias federales de desvío de recursos, en el caso de la universidad, a través del Fondo de Fomento y Desarrollo de la Investigación Científica y Tecnológica (FONDICT). Pero la rabia no es menor.

Luego, durante una de las rutinarias protestas de la CNTE, con linduras como vandalismo y bloqueo de carreteras, “maestros” lanzaron cohetones a un helicóptero de la Presidencia de la República, el cual formaba parte del grupo de aeronaves que transportó al presidente Enrique Peña Nieto en Oaxaca. Claramente me perdí de algo, porque yo tenía la vaga noción de que un maestro educaba para el futuro. Si como vandalizan dieran clases…

Pero el destino tiene un sentido del humor, digamos, sarcástico.

La noche del jueves un terremoto de 8.2 grados en la escala de Richter con epicentro en el golfo de Tehuantepec despertó a los durmientes y alertó a todos. Los estados que desafortunadamente sufrieron más daño, afectando principalmente a los estados de Chiapas, Oaxaca y Tabasco.

Estúpidamente llegué a pensar que era un momento para dejar a un lado diferencias y enfocarnos en el bien común. Hasta que me di cuenta que mucha gente ardió en redes sociales por las medidas del presidente Peña Nieto. Si fue a ver a los afectados, malo, si no iba, malo. Si no declaraba luto nacional, malo, si lo declaraba, igual de malo.

Siento pena por el pobre diablo que será nuestro próximo presidente.

Pero también siento pena por nosotros.

El “regalito” de despedida de Eruviel fue la oficialización del aumento al pasaje. De 8 a 10 pesos. Seguimos a la cabeza con el transporte más caro y chafa de todo el país. Y aun así, había gente despistada que pensaba que ese aumento ya estaba.

Señores, el aumento fue ilegal, si pagaron todo este tiempo 10 pesos fue por buenos samaritanos o por ignorantes. Pero no se preocupen, ahora sí es obligatorio. El “pulpo camionero” volvió a ganar.

Sólo perdemos nosotros.

Qué semana. Y vienen peores. Oficialmente empezó el proceso de elecciones.

De vuelta al basurero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *