fbpx
Piden reconstruir templos dañados por el 19S
abril 16, 2018
Los tribunales de justicia de México, unidos en una exigencia: independencia judicial
abril 16, 2018

Visión México

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Visión México
DOBLE FILO

VISIÓN MÉXICO


Por: José Edgar Ángeles Reyes


El pasado 28 de marzo el Ejecutivo Federal, a través de la SHCP entregó a la Cámara de Diputados, los Pre-criterios 2019. En su contenido se incorporan una serie de elementos e indicadores, de los objetivos para la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos; los escenarios sobre las principales variables macroeconómicas: crecimiento, inflación, tasa de interés y precio del petróleo; así como los escenarios sobre el monto total del Presupuesto de Egresos, su déficit o superávit; para el año 2019.

En términos generales la Secretaria de Hacienda proyecta los Ingresos Presupuestarios en 5 Billones mil 17 millones de pesos, en tanto que la expectativa del Gasto Neto Pagado, es de 5 Billones 498 mil 614 millones de pesos. Lo que nos indica que porcentualemnte, los Ingresos crecen 1.3%, mientras el gasto lo se incrementa en un 1.5%, lo que provoca que la estimación del déficit se situé en un 15.7% de crecimiento en términos reales.

En lo correspondiente al marco macroeconómico para 2019, la Secretaría de Hacienda estima un crecimiento de 2.5 a 3.5%, es decir, un punto porcentual más respecto al cierre de 2018, los precios del petróleo, se estima que podrían llegar a 51 dólares por barril de petróleo, la tasa de interés la ubica en 6.8%, la inflación se mantiene en el promedio del 3% y el tipo de cambio se prevé concluya 2019 en un promedio de 18.4 pesos por dólar.

Bajo este marco, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público expone un escenario absolutamente optimista, la continuidad de un modelo económico que mantiene a México en el estancamiento, pese a la incertiduembre externa con nuestro principal socio comercial y las elecciones internas.

Dentro de todo parecen ser buenas noticias, es decir, habría crecimiento económico, estabilidad inflacionaria y del tipo de cambio, incremento en los precios del petróleo y reducción de las tasas de interés, lo que significa que cualquier candidato que ganara la Presidencia de la República no sería un factor de cambio radical, ni al modelo económico, ni a la evolución de los principales indicadores de la economía en su conjunto.

Sin embargo, surgen diversas preocupaciones y dudas sobre dichas estimaciones, ya que algunos especialistas consideran que la expectativa de crecimiento del PIB sigue siendo un factor incierto, ya que durante los últimos años ha sido reconsiderado una y otra vez a la baja, no solo por BANXICO, sino por instituciones como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, de tal suerte que parece ser una posición bastante optimista por parte de Hacienda.

Por otro lado, si bien es cierto que la expectativa del crecimiento de la inflación se mantiene en un nivel del 3% para 2019, es tambien cierto que los incrementos en los precios de las gasolinas y el diesel han tenido gran incidencia en que la inflación se mantenga a marzo de este año por arriba del 5%, cuando la meta inicial era del 3%. Por lo que si relacionamos a la inflación con una estimación de incremento en los precios internacionales del petróleo, ayudaría a las finanzas públicas, pero mantendría los precios de las gasolinas a la alza.

Por último, se dice por parte de la SHCP, que la solidez del crecimiento de las economías más avanzadas mejoraran el entorno global, reduciendo las probabilidades de que exista una alta volatilidad en los mercados financieros, por lo que no hay expectativas desfavorables para el tipo de cambio, sin embargo, este es uno de los temas más dificiles de estimar, ya que laa renegociación del TLCAN y la descomposición de nuestra relación bilateral, serán factores determinantes en este sentido.

Así pues las proyecciones en materia económica para 2019, cifras macro que nos dejan ver claramente que no hay mejoras sustantivas para los bolsillos de las familias mexicanas. Esperemos que el candidato ganador de la contienda presidencial, tenga en consideración que la mejora salarial será el mejor aliciente de la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *