fbpx
Alistan “Ley de Reparación del Daño” para víctimas colaterales en Edomex
noviembre 7, 2018
Toluca se une al Buen Fin con campaña de condonación de multas y recargos
noviembre 8, 2018

Poder al Centro

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

De las presiones sobre la comunidad de universitarios de la Facultad de Derecho, que demandan un proceso democrático y transparente; que las élites políticas, saquen las manos de sus internas, exigen

PLUMAS

Por: Tere Montaño







De las presiones sobre la comunidad de universitarios auténticos de la Facultad de Derecho, que demandan un proceso democrático y transparente... que las élites políticas, saquen las manos de sus internas, exigen

Poder al Centro


El país y el Estado de México enfrentan momentos históricos, momentos de cambio que demandan un vuelco sin retroceso. Al menos esa y no otra es la lectura genérica que se deduce de los resultados del 1º de julio pasado, cuando la población expreso con una contundencia inobjetable que quiere, desea y busca un cambio de rumbo, frente al desastre nacional que nos deja este sexenio y los dos anteriores.

No obstante esta verdad incuestionable, persisten resistencias al cambio, sobre todo de sectores y grupos políticos que pese al desastre que nos ha dejado la inseguridad y violencia generalizadas –frente a un Estado fallido-, buscan retener a toda costa espacios y ámbitos donde atrincherarse y desde donde reconstruirse, cueste lo que cueste.

Desde anteriores columnas y en otros espacios, ya había yo alertado el riesgo de que organismos autónomos del Estado de México, fueran tomados por asalto por parte de estos grupos muy bien identificados debido a la corrupción y estilos del ejercicio personal del poder, que los acompaña como su “sello de marca”, no obstante los mexiquenses, en su enorme mayoría, los quieren fuera de sus instituciones, dada la inoperatividad e ineficiencias que también les caracteriza.

He tenido que dar todo este contexto para ubicar perfectamente a lo que quiero referirme, pues este día grupos de académicos, estudiantes y trabajadores de la Facultad de Derecho de la UAEMex, una de las más importantes y prestigiosas del país en su género, emitieron un desplegado para exigir respeto a su proceso interno y para que grupos que operan desde el exterior y algunos desde esos organismos autónomos, cesen de ejercer presión, sobre quienes buscan con todo derecho, un proceso limpio, transparente y democrático.

Recordaba que hace solo unos días, uno de los políticos del momento, aseguraba que era hora de separar el Poder Político del Poder Económico en el país luego de haberse realizado la cancelación del proyecto para la construcción del aeropuerto en Texcoco, ya vaya siendo que también en el Estado de México, se vaya separando la Academia de la Política y más aún, que los espacios y trayectorias que han crecido bajo la luminosidad del desarrollo del pensamiento y la ciencia, dejen de ser invadidos o de plano amagados, por quienes han amasado enormes fortunas económicas y de poder, al amparo de estos y otros espacios académicos o públicos, en fugaces pasos por las instituciones universitarias, pero de cuestionables éticas.

Ya vaya siendo que la democracia plena, nos alcance en Edomex y que demos el vuelco definitivo a la transparencia, so pena de que incluso aquellos que apoyan estas élites tan desprestigiadas en estos momentos, terminen hundiéndose al final junto con el barco completo, pues no olvidemos que esos grupos, al final, solo trabajan para sí mismos...

PARA IRME

En el Congreso Local las mujeres figuran, se empoderan y llegaron determinadas a cambiar el estado de las cosas. Este día volví a escuchar una frase que por primera vez la oí en voz de Enrique Peña Nieto en su último informe de labores como gobernador del Estado de México, justo en esa época que hacia suspirar lo mismo a priístas que a mujeres de Tecámac. Aquella vez inauguró la frase en un pletórico Teatro Morelos que le aplaudía rabiosamente y con la cual se lanzó de lleno a conquistar la presidencia de la República... quién lo diría, hoy, siete años después, nada definiría mejor la situación en Edomex, a propósito de la violencia feminicida extrema, el caos, pobreza y la corrupción en que está sumida la entidad y el país por igual.

La frase ahora corrió por cuenta de la joven diputada morenista, Mariana Uribe, durante un foro con familiares de víctimas de violencia y desaparición, al anunciar una próxima “ley de reparación del daño” para de algún modo compensarles la inoperatividad de un Estado Fallido, el de Estado de México, incapaz no solo de buscar a sus hijos o devolverles a sus hijas, incapaz ante todo, de proveerles justicia...

Hasta la próxima

*PODER AL CENTRO, Columna premiada con la “Presea Manuel Buendía 2016”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *