fbpx
Instala Juan Rodolfo Sánchez Mesa de Coordinación Territorial para la Construcción de la Paz
enero 3, 2019
Es oficial: se suspende el NAICM
enero 3, 2019

Hacia un modelo de Parlamento Abierto en 2019 en Edomex

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Será el primero en su tipo. Transparencia, rendición de cuentas y participación ciudadana, sus elementos principales
POLITICA

Hacia un modelo de Parlamento Abierto en 2019 en Edomex



3 de enero de 2019

La LX Legislatura Local, se encamina a convertirse en el primer modelo de Parlamento Abierto en el Estado de México, cuyo propósito fundamental es constituirse en un anclaje entre la sociedad y el gobierno, con mecanismos de participación ciudadana, puertas abiertas, rendición de cuentas, transparencia y un acceso amplio a la información y procesos legislativos.

Se trata de un proyecto ambicioso, pues la Alianza de Parlamento Abierto que encabezan 30 organizaciones, dio una de las peores calificaciones al Congreso Local en su más reciente evaluación del 2017, dado el rezago en falta de practicas de incorporación de la participación ciudadana y opacidad.

La calificación que obtuvo entonces fue de 22.7%, considerado como “muy insatisfactorio”, sin embargo ésta se dio cuando aun se tenía un Congreso Local controlado por el PRI y apoyado por el PAN, PRD, PVEM y prácticamente todas las fuerzas; lo que ahora, apunta a posibles cambios.

En cuanto a las calificaciones de los diez indicadores que evalúa la “Alianza Parlamento Abierto”, el Congreso Local obtuvo las peores calificaciones en los rubros de: información parlamentaria; información presupuestal y administrativa y accesibilidad y difusión, al obtener un puntaje de 0% a 20%, considerado como “incumplimiento”.

Pero quizás el peor caso, es que la pasada Legislatura Local, ni siquiera tuvo elementos para entrar el ranking de los siguientes dos principios: información histórica y datos abiertos y software libre.

Frente a estos desafíos, la nueva LX Legislatura Local, se ha planteado como uno de sus objetivos principales desde agosto de 2018, cuando se dio a conocer la Agenda Legislativa y de Gobierno, constituirse en un modelo de Parlamento Abierto, lo que en el camino le implicará hacer cambios profundos en la practica legislativa y en la propia administración del Congreso Local.

Gabriel Corona Armenta, catedrático investigador de la UNAM, señaló que un parlamento abierto se caracteriza por transparentar y abrir al público el trabajo parlamentario, para que los ciudadanos conozcan de primera mano todos los procedimientos que tienen que ver con la construcción e integración de reformas y leyes, así como con la propia operatividad camaral.

Se trata de modelos de avanzada donde prácticamente nada queda oculto y donde los ciudadanos son tomados en cuenta a la hora de reformar leyes o emitir decretos, más aún cuando muchas de las reformas que se promulgan, afectan a sectores amplios de la sociedad, como ocurrió con la reforma a la Ley del Issemym, que dijo, debió consultarse con la población a la que directamente se le iba a afectar en sus ingresos, en este caso los derechohabientes y hasta los propios ayuntamientos.

El concepto también implica que se conozca y transparente, no solo el proceso de la construcción de leyes o reformas, o que se verifique o pida la opinión de la población en determinados temas, sino incluso que se conozca y difunda “cómo vota cada diputado”, no solo dentro del salón de plenos, sino hacia afuera también e incluso al interior de sus fracciones.

Los países nórdicos presentan las prácticas más avanzadas de lo que constituye un “parlamento abierto”, mientras que en países europeos como el Reino Unido, Alemania, España e Italia, se han instituido prácticas que garantizan que los representantes populares “hagan leyes” de cara a sus representados y no a sus espaldas.

Estas prácticas contrastan definitivamente con las formas de hacer política legislativa en Edomex, donde “ha sido un secreto a voces” que la transacción de votos o compra de estos ha sido práctica común e incluso “con cañonazos millonarios desde Isidro Fabela” por parte del PRI, para comprar bancadas completas, casi siempre del PAN... “eso debe cambiar", señaló convencido el exconsejero electoral.

Corona Armenta, destacó que este modelo de Congreso, también implica conocer las iniciativas a detalle, los cambios de éstas en cada fracción; las deliberaciones en todos los espacios; las votaciones; las asignaciones de presupuesto a cada legislador y sus gastos, además de todas las actividades dentro del recinto.

¿PARLAMENTO ABIERTO EN EDOMEX?

Azucena Cisneros Coss, presidenta de la LX Legislatura, ha sido una de las actoras más activas en anunciar este modelo, explicó que la nueva diputación cuyas funciones iniciaron el 5 de septiembre del 2018, (con una configuración novedosa – y paridad perfecta- con 52 votos de Morena, PT y PES), se encamina a convertirse por primera vez en un Parlamento Abierto.

Una de las primeras prácticas adoptadas bajo este esquema, fue implementar una política de austeridad en el ejercicio del gasto y de la disposición de recursos para cada diputado, por lo que de entrada recortaron “gastos colaterales” como bonos y seguros médicos; apertura de los espacios del edificio legislativo a organizaciones civiles o gremiales y la realización de diversas consultas para orientar el trabajo parlamentario en temas de impacto social.

Hasta ahora se estima que estas medidas han generado ahorros por 370 millones de pesos, pues uno de los gastos más importantes recortados y que fue calificado por el propio IMCO, como una de "las peores prácticas legislativas de los Congreso Locales del país", fue el PAC, mediante el cual el gobernador en turno controlaba los votos de los diputados e incluso lo hacia a la luz del presupuesto...

Por otro lado y por primera vez, se han realizado diversos foros, como el de la reforma del Issemym, al que acudieron grupos de jubilados, pensionados y trabajadores estatales quienes demandaron su derogación, por cierto; el foro informativo sobre el proyecto del aeropuerto de Texcoco, días antes de la consulta que voto por cancelarlo, y más recientemente el foro para la integración de una agenda para prevenir y combatir la violencia de género.

Otro punto ha sido la consulta en los grupos de trabajo, de algunas comisiones técnicas de dictamen, por lo que la diputada de Morena y presidenta del Congreso, refirió que no se descarta, pues el objetivo es transformar el modelo de la Legislatura.

“Será también un parlamento abierto lo que iremos construyendo, en este sentido estarán abiertas las puertas de este Congreso para todo el tema de interés social”, señaló.

Dijo que para lograrlo, la LX Legislatura, ya está construyendo una ruta para avanzar en todas las modificaciones que tendrán que hacer a las leyes y normas que regulan el Congreso Local, a fin de “modelar” el Parlamento Abierto. Por lo pronto se presentó y aprobó una iniciativa, para que la sede del Poder Legislativo –con 180 años de historia atrás-, fuera declarado “Casa del Pueblo”, algo que hasta el año pasado, parecía impensable...

LAS CALIFICACIONES DE LA ALIANZA DE PARLAMENTO ABIERTO

La Alianza de Parlamento Abierto que impulsan más de 30 organizaciones de la sociedad civil, se propuso para este año, lograr que todas las instituciones legislativas del país (34 en total), implementaran acciones específicas para el cumplimiento de los principios de un Parlamento Abierto, es decir: derecho a la información; participación ciudadana y rendición de cuentas; información parlamentaria; información presupuestal y administrativa; información sobre legisladores y servidores públicos; información histórica; datos abiertos y no propietario (que se puedan descargar); accesibilidad y difusión; conflicto de interés y labor legislativa a favor del “gobierno abierto”, en total nueve indicadores.

Un estudio realizado por la alianza, sobre el avance en la adopción de estos principios en las legislaturas de todo el país, arrojó un promedio general del 40.5% a nivel nacional, puntaje catalogado en el rango de “muy insatisfactorio (21% a 40%) a insatisfactorio (41% a 60%).

Sin embargo en el caso del estado de México , la calificación general fue en 2017 de 22.7%, considerado como “muy insatisfactorio”.

Las peores calificaciones en 2017 (que todavía controló el PRI hasta el 4 de septiembre del 2018), en los rubros de: información parlamentaria; información presupuestal y administrativa y accesibilidad y difusión, al obtener un puntaje de 0% a 20%, considerado como “incumplimiento”.

En los siguientes dos principios, no tuvo puntaje, pues ni siquiera había materia para evaluar: información histórica, y datos abiertos y software libre.

Igualmente fue calificado con puntajes de “muy insatisfactorio” (21% a 40%) en: participación ciudadana y rendición de cuentas; información sobre legisladores y servidores públicos y en el rubro de conflicto de interés.

Contradictoriamente obtuvo su mejor puntaje en el tópico de “derecho a la información” y en segundo lugar, en el de “legislar a favor de un gobierno abierto”, aunque el Congreso Mexiquense ni siquiera pintaba, de lejos, de ser eso en 2017, quizá ahora, en 2019, ese modelo se alcance.



Mary Delgado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *