fbpx
Violencia obstétrica, ni en los hospitales se está a salvo
marzo 8, 2019
Mujeres al borde de un ataque político…
marzo 8, 2019

A sangre y lucha, más de 100 años tras la igualdad

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

8 de Marzo, los orígenes

 

DESTACADAS
 
 

A sangre y lucha, más de 100 años tras la igualdad



El 8 de marzo no es casual. Tiene sus orígenes en el Movimiento Internacional de Mujeres Socialistas de finales del siglo XIX, en plena revolución industrial, que promovía la igualdad de derechos sociales, civiles y laborales entre el hombre y la mujer. En particular, durante la Revolución Francesa, en la cual mujeres parisinas marcharon hacia Versalles en demanda del derecho al sufragio.




Algunos historiadores, ubican su primer antecedente en 1910, cuando en la segunda Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, celebrada en Copenhague, Dinamarca, con la asistencia de más de 100 mujeres procedentes de 17 países, se proclamó el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Detrás de esta iniciativa que retumbaría en todo el mundo, estaban dos pioneras defensoras de los derechos de las mujeres: Clara Zetkin y Rosa Luxemburgo, quienes por cierto no ubicaron un día preciso para la fecha, aunque si determinaron el mes de marzo.

La fecha coincide con dos grandes eventos en los que las mujeres trabajadoras fueron víctimas y protagonistas.

Uno de ellos, fue el movimiento de protesta por la falta de alimentos iniciado por las mujeres rusas el 8 de marzo de 1917 que desembocaría en el proceso revolucionario de octubre de ese año. En esa fecha miles de mujeres rusas se lanzaron a las calles en una jornada histórica para exigir “paz y pan”, pues cientos de sus familias habrían quedado destrozadas por la guerra y en la más absoluta miseria.

El otro acontecimiento fue el incendio intencional en Nueva York de la fábrica textil “Triangle Shirwaist”, registrado el 8 de marzo de 1908, en el que resultaron calcinadas 146 obreras, principalmente migrantes procedentes de europa, que habían ocupado las instalaciones en protesta por los bajos salarios y las inhumanas condiciones en que desempeñaban su labor. El accidente, de acuerdo a diversas fuentes, fue provocado intencionalmente, por lo que docenas de ellas quedaron atrapadas y murieron calcinadas, mientras que 71 personas más resultaron gravemente lesionadas.

Este siniestro ha marcado la celebración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, transformado años posteriores en el “Día Internacional de la Mujer”, el cual se conmemora así desde 1975, cuando desde entonces se convierte en una fecha emblemática “para conmemorar la lucha histórica por mejorar la vida de la mujer”. Las celebraciones desde entonces han alcanzado todas las latitudes y formas en el mundo, desde marchas y protestas, hasta plantones, foros culturales y expresiones artísticas diversas que se unen a nivel mundial en una sola y poderosa voz, para confirmar la presencia e importancia de la mujer en el progreso de las culturas y las naciones.

Los logros de esta lucha han ido de a poco pero han sido contundente, el reconocimiento de las mujeres como ciudadanas y el derecho al voto, fue uno de los primeros que se alcanzó en Estados Unidos y se extendió al resto del mundo; la regulación de las jornadas laborales, prestaciones de maternidad; el derecho al estudio y al trabajo que en algunas naciones se consideraban exclusivos para el hombre, entre otros.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), formalizó el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer para celebrar la lucha histórica de las mujeres, por la igualdad y la equidad en el mundo del trabajo, la política y la familia.

Hoy la agenda de las luchas feministas se centran en el combate a la violencia de género en sus diversas dimensiones, la desigualdad laboral y la discriminación política.


 

Por: Staff y Tere Montaño


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *