fbpx
Difunde biblioteca del IEEM nuevas adquisiciones bibliográficas
abril 15, 2019
Obispado dará atención a víctimas de abuso sexual de clérigos
abril 16, 2019

Entre hacinamiento y violencia cárceles de Edomex: CNDH

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El que peor calificación tiene se encuentra en Cuautitlán


NOTICIAS

Entre hacinamiento y violencia cárceles de Edomex: CNDH


De los 12 penales que evaluó la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en su revisión anual, cinco registran las peores calificaciones debido al hacinamiento, deficiencias en servicios de salud, falta de higiene y autogobiernos y violencia en los penales más grandes del Estado de México.



La CNDH revisó los centros penitenciarios del país observando cinco rubros: Integridad personal del interno, que abarca la capacidad de alojamiento y población existente, distribución y separación de personas privadas de la libertad en caso de centros mixtos, servicios para la atención y mantenimiento de la salud, supervisión por parte del responsable del Centro, prevención y atención de incidentes violentos, tortura y/o maltrato. El segundo tema es “Estancia digna”, que evalúa la existencia y capacidad de las instalaciones, condiciones materiales y de higiene, así como alimentación suficiente y de calidad. El tercer rubro son sus condiciones de gobernabilidad, es decir, la normatividad que rige al Centro, personal de seguridad y custodia, sanciones disciplinarias, autogobierno, actividades ilícitas, extorsión y sobornos, así como capacitación del personal penitenciario. El cuarto tema es la reinserción social del interno, que abarca la integración del expediente jurídico-técnico; clasificación, funcionamiento del Comité Técnico; actividades laborales, de capacitación para el trabajo, educativas y deportivas; beneficios de libertad anticipada y vinculación de la persona privada de la libertad con la sociedad. Por último, la CNDH evaluó la atención a internos con requerimientos específicos, es decir mujeres, personas adultas mayores, indígenas, con discapacidad, con VIH/SIDA o con adicciones y LGBTTTI.

En el Estado de México, la CNDH visitó doce cárceles, donde asignó calificaciones del 0 a 10, con su correspondiente relación con un “semáforo” gráfico, donde de 0 a 5.9 corresponde el semáforo rojo, de 6 a 8 corresponde a amarillo, y de 8.1 a 10 con semáforo verde. En general, el estado de México tiene un promedio de 6.27, por debajo de la media nacional de 6.45.

De los doce centros penitenciarios, cinco tienen calificación reprobatoria, siendo el Centro Preventivo y de Readaptación Social de Cuautitlán el que peor evaluación tiene, con 5.08, reprobando en cuatro de los cinco rubros mencionados líneas arriba.

Los problemas observados en el caso específico de este centro penitenciario fueron sobrepoblación, hacinamiento, deficiencias en los servicios de salud, insuficiencia de programas para la prevención y atención de incidentes violentos, insuficiencia o inexistencia de instalaciones necesarias para el funcionamiento del centro, deficientes condiciones materiales e higiene de instalaciones para alojar a las personas privadas de la libertad, inexistencia o deficientes condiciones materiales e higiene de los talleres y/o áreas deportivas, insuficiencia de personal de seguridad y custodia, deficiencias en el procedimiento para la imposición de las sanciones disciplinarias, presencia de actividades ilícitas, insuficiencia o inexistencia de actividades laborales y de capacitación, insuficiencia o inexistencia de actividades educativas, insuficiencia o inexistencia de actividades deportiva, inadecuada organización y registros para el cumplimiento del plan actividades, deficiencia en la atención a personas adultas mayores e insuficiencia en programas para la prevención de adicciones y desintoxicación voluntaria. Prácticamente en todo lo que podía fallar el penal en ser evaluado, falló.

Le siguen el Centro Preventivo y de Readaptación Social “Dr. Sergio García Ramírez”, en Ecatepec de Morelos, con 5.49; el Centro Preventivo y de Readaptación Social “Santiaguito”, en Almoloya de Juárez, con 5.74; el Centro Preventivo y de Readaptación Social “Juan Fernández Albarrán” en Tlalnepantla de Baz, con 5.84; y el Centro Preventivo y de Readaptación Social de Nezahualcóyotl, Bordo de Xochiaca, con 5.90 de calificación.

En semáforo amarillo, se encuentran el Centro Preventivo y de Readaptación Social de Valle de Bravo, con 6.09 de calificación; el Centro Preventivo y de Readaptación Social de Chalco y el Centro Preventivo y de Readaptación Social Femenil de Otumba, ambos con 6.13; el Centro Preventivo y de Readaptación Social “Dr. Alfonso Quiroz Cuarón” en Texcoco, con 6.51; la Penitenciaría Femenil Nezahualcóyotl, con 7.10; el Centro Preventivo y de Readaptación Social de Otumba Tepachico, con 7.23; y la Penitenciaría Modelo “Dr. Guillermo Colín Sánchez” en Nezahualcóyotl, con 7.41.

El caso de los penales de Almoloya de Juárez, Tlalnepantla, Ecatepec, Bordo de Xochiaca y de Chalco también presentan casos de autogobierno.

Como se puede apreciar, ninguno de los reclusorios en el Estado de México alcanzó 8 de calificación. De hecho, la única penitenciaria que alcanzó semáforo verde en uno de los rubros evaluados fue la Penitenciaría Modelo “Dr. Guillermo Colín Sánchez” en Nezahualcóyotl, en el tema de “Estancia digna”.

La sobrepoblación, no obstante, aún continúa. Prácticamente todas las cárceles en la entidad (con la excepción de la Penitenciaría Femenil Nezahualcóyotl, el Centro Preventivo y de Readaptación Social Femenil de Otumba, y la Penitenciaría Modelo “Dr. Guillermo Colín Sánchez” en Nezahualcóyotl) están rebasadas en su capacidad. Por ejemplo, el Centro Preventivo y de Readaptación Social “Dr. Sergio García Ramírez”, en Ecatepec de Morelos, tiene capacidad para 1,926 hombres y 125 mujeres, pero en él habitan 4,512 reos varones y 251 mujeres, siendo el penal más saturado de presos.

 

Por: Hector Castañeda


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *