fbpx
Niño sufre quemaduras en 70% de su cuerpo en Ecatepec
agosto 26, 2019
ARTÍCULO 19, exige a la FEADLE atraer el caso de Nevith Condés
agosto 26, 2019

Edomex, tierra de feminicidas

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

 

Docenas de feminicidas caminan libres por las calles del Estado de México, mientras sus crímenes siguen impunes

NOTICIAS

Edomex, tierra de feminicidas




26 de agosto de 2019

ALMA RÍOS

EN LERMA

Lorena salvó a los feminicidas de su hija, de doce años, de ser linchados por la multitud, porque para ella la muerte no era suficiente castigo. Ahora en ocasiones se arrepiente, pues a cuatro años de los hechos, el crimen sigue impune.

Este es un claro ejemplo que en el estado de México es más fácil matar a una mujer que condenar al asesino, al menos así lo reflejan las estadísticas oficiales: durante los últimos cinco años, el número de carpetas de investigación por feminicidio casi triplica al de las sentencias dictadas por ese delito.

SOLO 182 FEMINICIDAS CONDENADOS

A nivel estatal se han dictado solo 199 sentencias por feminicidio desde que se tipificó el delito en el 2011, de las cuales 182 han sido condenatorias, 15 absolutorias y dos mixtas, según los datos proporcionados por el Poder Judicial del estado a través de una solicitud de transparencia, al corte de junio del 2019.

Hasta el mes de mayo, se registran 332 carpetas de investigación por este crimen y solo 121 sentencias, desde que se declaró la Alerta de Género en once municipios mexiquenses, de acuerdo al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública e información obtenida vía transparencia.

En ese mismo periodo se reportan 286 imputados por este ilícito, es decir: las personas señaladas por la autoridad como sospechosas son más del doble que las que tienen sentencia.

CRECEN LOS FEMINICIDIOS

Víctor Rogelio Caballero Sierra, director del Colectivo Aequus, Promoción y Defensa de Derechos Humanos, considera que la impunidad es uno de los factores que han generado el incremento de feminicidios y homicidios dolosos de mujeres en el estado de México, pese a que once municipios mexiquenses tienen Alerta de Género.

Tan solo en el primer semestre de este año se reportó la muerte violenta de una mujer al día en la entidad.

“Saber que no los van a perseguir y que no los van a castigar les da carta abierta para seguir cometiendo el delito”, expresó.

Para el especialista el alto número de feminicidios y las pocas sentencias refleja la falta de diligencia tanto de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México como del Poder Judicial estatal, pero también revela que es necesario revisar el sistema de justicia penal, puesto que no ha dado buenos resultados.

CASO FÁTIMA

Lorena ha luchado por hacerle justicia a su hija Fátima, víctima de feminicidio en el 2015, pero no ha logrado vencer la impunidad.

A cuatro años de los hechos ocurridos en una comunidad de Lerma, uno de los asesinos está a punto de salir de prisión, mientras que la otra persona imputada por este delito todavía no recibe sentencia.

Fátima, de 12 años, regresaba de la escuela cuando fue raptada por sus asesinos, quienes vivían cerca de su casa. Después de una intensa búsqueda, en la que participaron varios pobladores para localizarla, la menor fue encontrada semienterrada, ya sin vida.

“En aquella ocasión los policías ministeriales nos pidieron a mi esposo y a mi que le entregaramos vivos a quienes le hicieron eso a mi hija porque los vecinos los querían linchar. A veces me he sentido culpable por no dejar que los quemaran, por la impotencia que me da no tener acceso a la justicia”, expresa Lorena.

Por este feminicidio, fueron condenados los hermanos Luis Ángel y Misael Atayde. El primero a 73 años 8 meses de prisión, y el segundo pronto saldrá del Centro de Internamiento para Adolescentes “Quinta del Bosque” pues se le dictó una sentencia de cinco años, porque aun no cumplía la mayoría de edad cuando cometió el crimen.

El tercer señalado tiene apellido pero por Ley se le debe respetar la presunción de inocencia. José Juan “N” ya había sido absuelto en el 2017 por la juez Janet Patiño, pero a través de un amparo se consiguió la reposición del proceso en su contra, hasta su etapa intermedia.

 

Por: Alma Ríos


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *