fbpx
Inauguran casa hogar para niños víctimas de violencia y abandono en Ecatepec
noviembre 6, 2019
Mantiene IEEM canales de comunicación con la ciudadanía
noviembre 7, 2019

Entra proyecto de “austeridad republicana” para Edomex; de Morena

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

 

Busca frenar opulencia, excesos, negocios desde el poder, simulación en sanciones; tráfico de influencias, nepotismo y otras perlas…

NOTICIAS

Entra proyecto de “austeridad republicana” para Edomex; de Morena




7 de noviembre de 2019

El Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso Local, presentó la iniciativa de Ley de Austeridad Republicana del Estado de México, con la que se busca frenar el dispendio en el gasto público para el sostenimiento de la alta burocracia mexiquense, caracterizada por la compra y uso de autos de lujo –pagados con recursos públicos-, asignación de choferes, uso de aviones para trasladar funcionarios; oficinas suntuosas, sueldos onerosos y negocios ligados a sus funciones, lo que se conoce como “conflicto de interés”, lo que hasta ahora no se sanciona.

Durante una ríspida sesión que encabezó el diputado Nazario Gutiérrez (impulsor con el gobierno mexiquense del programa de reemplacamiento) y quien incentivó la pugna legislativa al reconvenir a varios de sus compañeros de bancada, algo que prohíbe la ley, la legisladora Azucena Cisneros, presentó el histórico proyecto de ley que busca terminar con los excesos, opulencia y prebendas que por décadas, dijo, ha caracterizado a la burocracia mexiquense.

La iniciativa propone regular la realización de adquisiciones, la contratación de obras públicas, el establecimiento de límites a las percepciones de altos funcionarios, obligaciones de transparencia y la sanción por la comisión de faltas administrativas.

En su exposición de motivos, la diputada expuso las grandes expectativas de cambio que despertó la llegada del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“El resultado electoral de 2018 es producto del hartazgo social sobre esas prácticas que pusieron por encima del interés general de la población, la colusión entre gobernantes e intereses privados. Ante la falta de respuestas prontas y efectivas a las demandas más sentidas de la población, el pueblo decidió retirar la confianza que hasta entonces había depositado en otras opciones políticas y eligió por otorgarle una oportunidad a aquella con la cual se sintió más identificado y más confiado. Este hecho también fue posible en gran parte debido a que se expresó una clara oferta electoral consistente entre otras cosas en convertir la honestidad y la austeridad como forma de vida y de gobierno”, resumió.

Refirió que hoy más que nunca, es necesaria la reivindicación del pensamiento de Benito Juárez, para que el servicio público sea visto como una oportunidad de servir a la nación y no como una oportunidad de enriquecimiento.

Indicó que la aprobación de la Ley Federal de Austeridad Republicana por el Congreso Federal, constituye ahora una oportunidad de “reivindicar la construcción de un nuevo paradigma en el funcionamiento de la burocracia alejada de la opulencia y el dispendio, de las prebendas y canonjías que la han caracterizado”.

La iniciativa busca ubicar a la austeridad, en el centro del ejercicio del servicio público, para que “oriente la operación de las dependencias, entidades, tribunales de justicia y órganos autónomos del gobierno estatal a fin de que estos pongan en práctica medidas que mejoren el gasto público y hagan efectivo el control y la rendición de cuentas de las y los servidores públicos”.

El proyecto legislativo que pasó a comisiones de dictamen, contempla conjuntar en un solo cuerpo normativo, todo el conjunto de principios y normas que regulen el gasto público, de tal suerte que se eviten excesos, pero cuando los haya poder sancionarlos, por lo que también incorpora rutas de sanción en casos, por ejemplo de conflictos de interés.

Para lograrlo el propio proyecto, propone la integración de un Comité de Evaluación integrado por representantes de la Secretarías de Finanzas y de la Contraloría del Gobierno del Estado de México, el Órgano Superior de Fiscalización y el Comité de Participación Ciudadana del Sistema Anticorrupción del Estado de México, y cada año deberá rendirse un informe anual sobre las medidas de austeridad y el destino de recursos ahorrados, señala.

LO QUE BUSCA SANCIONAR

Entre las acciones que busca sancionar la nueva ley, de aprobarse, están las faltas administrativas de carácter grave las conductas relativas al nepotismo y la simulación de acto jurídico.

Las y los servidores públicos de mando superior que se separen de su cargo, no podrán ocupar puestos en empresas que hayan supervisado, regulado o respecto de las cuales hayan tenido información privilegiada en el ejercicio de su cargo público, salvo que hubiesen transcurrido al menos 10 años, es decir que pone candados al llamado “conflicto de interés”, a fin de prevenirlo y eventualmente castigarlo.

Asimismo la Ley pone freno a incrementos en conceptos como telefonía celular, fotocopiado, combustibles, arrendamientos, viáticos, gastos de alimentación, adquisición de mobiliario, remodelación de oficinas, bienes informáticos, papelería, asistencia a congresos, convenciones y exposiciones.

EL CHOQUE

En el curso de la lectura de este proyecto, el presidente en turno, presionó a la legisladora Azucena Cisneros a terminar la lectura, luego de que esta, previamente, pidiera al presidente y a la Mesa Directiva en turno, no excederse en sus funciones, toda vez que durante la presentación de la minuta para la aprobar la revocación de mandato, el diputado Gabriel Gutiérrez Cureño, hizo una breve intervención pidiendo al PAN fundamentar su rechazo al proyecto federal (aprobado en Edomex por mayoría de votos). Ante esta petición, el legislador morenista fue prácticamente ignorado por la mesa directiva y su presidente, por lo que la legisladora Azucena, al tomar la palabra, pidió evitar a sus integrantes, encabezados por Nazario Gutiérrez, evitar extralimitarse en sus funciones, pues recordó que los diputados fueron electos democráticamente y representan a los ciudadanos.

Más adelante, en respuesta, el presidente en turno, una vez terminada la lectura, Nazario Gutiérrez rechazó públicamente el llamado a la mesura de la diputada Cisneros Coss y exigió apegarse a las normas, incluso pidió al coordinador parlamentario, Javier Domínguez, entregar un reglamento y una ley orgánica tanto a Azucena como a la diputada Berenice Medrano.

Ante este exabrupto de Nazario Gutiérrez, quien incluso dijo que “no solo algunos diputados” sabían dar “sombrerazos y huarachazos”, legisladores morenistas salieron a la defensa y advirtieron que no se trataba solo de normas, sino de un derecho a la libertad de expresión de los legisladores, quienes, por cierto, recordó Faustino de la Cruz, “no llegaron al Congreso Local por ser precisamente políticamente correctos”, en alusión a que la mayoría provienen directamente de la lucha social.

De la Cruz Martínez, también recordó a Nazario que la ley prohíbe “reconvenir” a los representantes populares.

En este punto la sesión se dividió claramente en dos bloques el presidente de la Mesa, Nazario Gutiérrez, Gerardo Ulloa y el panista Anuar Azar Figueroa, y en el otro extremo el grueso de los morenistas, entre los que destacaron Berenice Medrano (quien fue bruscamente reconvenida por el presidente), Gabriel Gutiérrez Cureño y Faustino de la Cruz, entre otros, que pidieron respeto a su derecho a expresarse como representantes populares.

La diputada Beatriz García Villegas apuntó que la aplicación de la ley quedará en manos de los entes políticos y grupos que no son afines a la política de la austeridad por lo que confió en que se garantice su aprobación para la transformación del estado.

“Esperemos estar a la altura de discutir y aprobar la ley, que el gasto público sea utilizado a favor del desarrollo social y que no nos engañen con la austeridad, y la cual acabará en el bolsillo de una persona o solo en discurso”, refirió la morenista.


 

Por: Mary Delgado


 

Comments are closed.