fbpx
Fumigan escuelas de Ecatepec para prevenir plagas
noviembre 16, 2019
Autoridades inician instalación de alertas sísmicas en Ecatepec
noviembre 17, 2019

Coordenadas políticas

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

 

La verdadera polarización la genera la injusta distribución del ingreso: opulencia y pobreza

PLUMAS
 
 

Coordenadas políticas


Por: Macario Lozano Ramírez







La verdadera polarización la genera la injusta distribución del ingreso: opulencia y pobreza

En todos los medios, los periodistas excluidos de los beneficios multimillonarios que obtenían de la presidencia de la República, PEMEX, IMSS, ISSSTE y CFE se cansan de hablar de la polarización que, según ellos, genera el presidente Andrés Manuel López Obrador. Sólo con la escasa capacidad de reflexión puede tomarse en serio esa falsa y manipulada aseveración.

Cualquier persona medianamente informada sabe bien que la división de una sociedad nunca, en ninguna época, ni lugar del mundo puede ocasionarla una persona, por mucho liderazgo popular (también hay liderazgos en las élite) que tenga, porque no se trata de un fenómeno producto de una construcción individual, como con simpleza, pero con sesgo se difunde profusamente en los grandes medios informativos.

La sociedad ha estado dividida en clases desde la desaparición del comunismo primitivo, pero en la actualidad, en el caso de México esa separación de intereses se agudizó como resultado directo del modelo neoliberal adoptado como política de Estado desde el gobierno de Miguel de la Madrid Hurtado, acentuado hasta niveles de fundamentalismo por el de Enrique Peña Nieto.

El neoliberalismo es depredador y sus consecuencias más perniciosas son, precisamente, la brutal concentración de la riqueza y la expansión de la pobreza. En esta etapa o fase del capitalismo salvaje cada día los ricos son menos, comparados con la totalidad de la población, pero son mucho más acaudalados que antes.

Por el lado contrario, los pobres son mucho más que antes y son más pobres que en el pasado. Y esa es la verdadera polarización de la sociedad mexicana o comunidad nacional, como también le dicen los sociólogos. Y no es producto de las declaraciones matutinas del presidente López Obrador, como por ignorancia, resentimiento o mala fe se asevera a la menor provocación o hasta sin provocación.

El país no tendría problemas si la polarización la ocasionaran los dichos del tabasqueño, porque bastaría con que se pusiera un cierre en la boca y dejara de hablar para que se resolvieran, pero las cosas no son así de simples, como burdamente las presentan con evidente dolo quienes se beneficiaron de la corrupción del período neoliberal.

La verdadera polarización se expresa en una realidad que traducida a datos indica según la CEPAL, agencia de la ONU lo siguiente: el uno por ciento del reducido grupo de los más ricos del país se quedan el 22 por ciento de los ingresos totales de todos los mexicanos. Si esto no es polarización, no se a que le dicen polarización.

Otra medición de la CEPAL indica que en 1970 los asalariados mexicanos obtenían el 37 por ciento del valor de los bienes y servicios (PIB), pero ya en 2016 ese porcentaje se había reducido al 26 por ciento. Esta polarización en la distribución de la riqueza es inconveniente para la estabilidad y gobernabilidad de la nación.

Ahora, si confunden polarización con encono, son los periodistas de los medios de información nacional quienes lo generan y fomentan como parte de la estrategia de la ultraderecha empresarial destinada a restaurar el modelo económico que la enriqueció. (Continuará)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *