fbpx
#LoMejorDe2019 Entre feminicidios, impunidad y los negocios desde el poder
enero 6, 2020
Atiende Ecatepec más de 13 mil llamados de emergencia
enero 7, 2020

Despiden al alcalde de Ocuilan, el luchador social

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

 

Su legado es un ejemplo de solidaridad frente a la tragedia

NOTICIAS

Despiden al alcalde de Ocuilan, el luchador social




6 de enero de 2020

El alcalde de Ocuilan, Felix Alberto Linares González, fue despedido este lunes por un pueblo todavía incrédulo ante su sorpresivo deceso, luego de que la nave que piloteaba se desplomara intempestivamente en campos de Morelos, el pasado domingo.

Se trató de una larga jornada se tumultos, flores, canciones, llanto y reconocimientos a su larga trayectoria de luchador social.

Y es que como pocos, Alberto Linares transitó de la mano de su gente,  lo mismo las tragedias, que las oportunidades, como en 2017, cuando el sismo de septiembre arrasó con medio pueblo o cuando armo eventos y ferias para tratar de allegarles recursos a los más pobres.

Por eso este lunes el edil fue despedido en una  emotiva jornada de exequias, donde lo mismo hubo aplausos, que tristeza y abrazos de pésame entre cientos de asistentes,quienes luego lo acompañaron al camposanto, donde fue despedido en un homenaje multitudinario y en un río imparable de dolientes y flores.

El alcalde perredista fue despedido primero en una ceremonia de cuerpo presente realizada en la plaza principal, para luego trasladar el féretro al cementerio en medio de un tumultuoso río de dolientes, que le lloraron y llevaron en hombros por todo el pueblo.

Al paso el ataúd era cubierto por miles y miles de pétalos de flores blancas lanzados por la gente, mientras que la música mexicana no dejó de escucharse y lamentarse...

En el centro de la plaza sus once colaboradores e integrantes del cabildo, pasaron lista uno a uno para despedirlo y dar cuenta que hasta el último momento estarían con él; empleados del ayuntamiento de todos los niveles, también estaban ahí. Nadie escondía el dolor de la partida del doctor.

Y es que nadie olvidará cuando en septiembre del 2017, luego de que el sismo barriera con medio pueblo,  Linares, salió a pelear por recursos para exigir apoyo para sus ocuilenses. A pesar de sus limitados ingresos, organizó el rescate y la ayuda comenzó a fluir y ahí estuvo él para organizarla.

O como olvidar cuando apenas en meses recientes, salió a denunciar a los carteles que saquean los bosques y exigir al gobierno federal y estatal vigilancia.

En esa, una de sus últimas luchas, organizó cadenas humanas en torno a los bosques de Ocuilan, lo que le valió al menos un atentado hasta el último trimestre del 2019, del que salió ileso.

Nunca dejó de empujar, de denunciar y de volar. 

Alguien dijo en el funeral que su pasión eran los aviones, y que por eso murió feliz.

Staff Redacción

Comments are closed.