fbpx
Avanzan en integrar Consejo Ciudadano en Desapariciones de Edomex
julio 15, 2020
“Áreas de donación”, entre simulación y tráfico de constructoras
julio 15, 2020

El “Tianguis del Trueque” en tiempos de pandemia

 

A partir de que se declaró la emergencia sanitaria, se disparó la oferta de la “moneda de cambio” que se utiliza en este centro de intercambios de origen prehispánico: la leña

 

 

NOTICIAS


El "Tianguis del Trueque" en tiempos de pandemia


IMG_1845
IMG_1840

15 de julio de 2020

Micaela Hermenegildo entregó 120 palos a cambio de un kilo de azúcar. Y aunque no le pareció un trueque justo, la mujer aceptó el trato, consciente de lo difícil que es para las familias de bajos recursos, conseguir alimentos en estos tiempos de pandemia.

El intercambio no monetario de leña por productos de primera necesidad no es algo nuevo para Micaela,que desde niña acude al Tianguis del Trueque, que todos los martes se lleva a cabo en Santiago Tianguistenco, municipio del estado de México.

En cambio, para otras personas tener que recurrir a esta práctica prehispánica para llevar el sustento a casa fue repentino, tras quedarse desempleadas y sin ingresos, por el cierre de fábricas y comercios debido a la crisis sanitaria y económica por Covid-19.

Y no es para menos, pues tan solo de marzo a junio del 2020 se perdieron más de un millón de empleos formales en el país, derivado de la contingencia, según las cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Esto se vio reflejado en el tianguis del trueque de Tianguistenco, que desde principios de abril presentó aglomeración, sobreoferta de madera y desabasto de alimentos, de acuerdo a Ernestina Ortíz Peña, fundadora del Consejo Indígena del Trueque.

“Estamos viendo un fenómeno, de hasta arrebatar las cosas, ha estado viniendo gente que ha estado trayendo productos en mal estado, fruta echada a perder y eso no está bien, porque hay mucha gente que tiene mucha necesidad, pero hay que tratarlas con dignidad”, refirió.

“El señor que llegó a intercambiar pescado lo traía en una mesa bien sucia, en un cazo con cochambre, pero lo aceptamos por necesidad”, añadió Micaela.

Antes de la pandemia, cerca de 250 personas acudían al trueque habitualmente, muchos de ellos provenientes de comunidades indígenas de la región, sobre todo tlahuicas, nahuas y otomíes.

Ernestina Ortíz calculó que la cifra se duplicó al inició de la contingencia, a pesar del riesgo de contagiarse del SARS-CoV-2, pues en ese municipio hay 147 casos positivos y 19 defunciones a causa del nuevo coronavirus, hasta el corte del martes 14 de julio, de acuerdo al reporte de la Secretaría de Salud estatal.

En la entidad mexiquense, siempre gobernada por el PRI, viven 3.5 millones de personas con carencia de acceso a la alimentación y 1.5 millones que son vulnerables por ingreso, de acuerdo al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Estas condiciones orillan a los mexiquenses a buscar otras formas de salir adelante, como Micaela, que tiene que subir al monte, exponerse a los talamontes, a los animales peligrosos y a los trabajadores de Probosque, con tal de recoger “los palos” necesarios para conseguir comida.

El de Santiago Tianguistenco es uno de los pocos trueques que se preservan en el estado de México, junto con el de Villa Cuauhtémoc en Otzolotepec, pese a las amenazas de retirarlos, por parte de las distintas administraciones municipales.

Alma Ríos

Comments are closed.