fbpx
“Áreas de donación”, entre simulación y tráfico de constructoras
julio 15, 2020
Confirman contagio de 94 operadores de transporte público
julio 16, 2020

Verificación y reemplacamiento, todo lo que debes saber

 

En The Observer, te traemos los pormenores de la verificación vehicular en el Estado de México, el tramite de reemplacamiento, y el Hoy No Circula

 

 

NOTICIAS


Verificación y reemplacamiento, todo lo que debes saber



15 de julio de 2020

Una de las preguntas más frecuentes que ha llegado al portal es relativa al estatus de su vehículo en esta situación extraordinaria de la pandemia. Hay mucha confusión sobre qué trámites están suspendidos momentáneamente, y cuáles siguen en funcionamiento.

En The Observer, te traemos los pormenores de la verificación vehicular en el Estado de México, el tramite de reemplacamiento, y el Hoy No Circula.

Verificación

Actualmente, el programa de verificación vehicular ha estado detenido desde marzo tanto en la Ciudad de México como en el Estado de México.

Este programa no se reactivará hasta que las autoridades sanitarias correspondientes determinen la reanudación de las actividades, de acuerdo con la gaceta de gobierno publicada el pasado 29 de mayo.

Esto significa que solo se hará una verificación en este año.

Ahora bien, cuando se abran los “verificentros”, los autos con terminación 7 u 8, tienen 30 días naturales para realizar el trámite; los de terminación 3 o 4, 60 días naturales; los de terminación 1 o 2, 90 días naturales y los de terminación 9 o 0, tienen 120 días naturales para verificar.

Tomando en cuenta que la verificación correspondiente al primer semestre de 2020 deberá realizarse por única ocasión antes del 31 de diciembre de 2020, esto da probabilidad a que los verificentros se abran antes de acabar el año.

Esto se refuerza con las declaraciones de que la reapertura de los centros de verificación vehicular se reanudará en la Ciudad de México y el Estado de México cuando mejoren ambas entidades en su estatus en el semáforo de riesgo.

Además, la constancia de verificación obtenida durante este año, tendrá vigencia hasta el primer semestre de 2021.

Repetimos: esta será la única ocasión donde la verificación se podrá hacer por una vez en el año. Ya en 2021, y dependiendo la evolución de la pandemia en la entidad, se volverá a hacer semestralmente.

Los vehículos que incumplan la verificación vehicular se harán acreedores a una multa correspondiente a 20 veces el valor UMA, es decir mil 737. 60 pesos.

Reemplacamiento

Con respecto a la renovación de placas, el plazo para realizar ese trámite y pago de tenencia se amplió hasta el próximo 31 de julio de este año. Esto significa que el servicio aún está disponible, pero se debe realizar una cita previa en este portal . Sus requisitos son:

- Identificación oficial vigente con CURP (INE, licencia, pasaporte, cédula, etc.).

- Factura de origen y documento jurídico que acredite la propiedad (contrato de compra-venta, endoso, responsiva, factura usado, etc.).

- Comprobante de domicilio vigente en el Estado de México (INE, recibos de luz, agua, teléfono, predial, etc.).

- Placas anteriores o documento jurídico que acredite la carencia de las mismas (constancia de extravío, baja, etc.).

En este reemplacamiento entran los autos cuyas placas expedidas en 2014 y 2015, y es obligatorio para vehículos con placas del 2013 hacia atrás, que NO hayan renovado durante 2019.

Hay que recordar también que el cambio de placas es por el año en que fueron expedidas estas, no por el año del vehículo. Para saber de qué año son las placas, se debe entrar a este portal, y en la sección Portal de Servicios al Contribuyente, opción “Control Vehicular”/”Trámites electrónicos”/ selecciona “Consulta Vigencia de Placa”. Esto en teoría, porque al momento de terminar estas líneas, esta sección arroja error 404, lo que hace imposible verificar el año de la placa.

El costo de reemplacamiento para automóviles es de 398 pesos, para transporte de carga, 831 pesos, y para motocicletas, 297 pesos.

Hoy No Circula

Uno de los programas, quizá más molestos para la movilidad, es el Hoy No Circula. Una medida que ya lleva unas cuantas décadas en funcionamiento, cuya finalidad era reducir los niveles de contaminación en zonas urbanas (concretamente, la Ciudad de México y municipios del Estado de México con alta densidad poblacional), ha tenido opiniones mixtas sobre su impacto positivo en el medio ambiente.

Por ejemplo, un estudio del Centro Molina de 2014 argumenta que el programa logró reducir entre un 25 y un 70 por ciento la emisión de contaminantes. A esta finalidad, cuyo conocimiento ya es de dominio público, se suma una circunstancia extraordinaria, que es la llegada y constante crecimiento de infecciones por Covid-19 en México.

Ante la indiferencia o abierto desafío a acatar las medidas de prevención, que se centran principalmente en reducir al máximo el tiempo del mexicano a la intemperie, se tuvo que recurrir a implementar con más dureza este programa.

Esto es más necesario cuando se considera que el epicentro de los contagios está en la Ciudad de México y el Estado de México, ambas entidades también las que poseen mayor densidad poblacional.

Por ello, y ante la necesidad de concientizar a la población (la curva de contagios ya se está acercando a lo que en geometría analítica se conoce como 70 grados ascendentes) a todavía no salir a hacer más que actividades esenciales, en TheObserver explicamos de dónde viene el Hoy No Circula, cuáles son sus directrices y por qué en este momento es necesaria su observación.

Historia

El programa “Hoy No Circula” inició el 20 de noviembre de 1989 ante una emergencia ambiental caracterizada por la alta concentración de ozono en el ambiente (llamada contingencia ambiental), a pesar de que durante el periodo 1979-1982 ya había sido emitido un programa para mejorar la calidad del aire en la Zona Metropolitana del Valle de México.

Esto es porque, durante los ochentas, la calidad del aire de Ciudad de México (CDMX) era tan deficiente que equivalía a respirar dos cajetillas de cigarrillo diarias. Justo en 1989 se registraron más de 250 días arriba de la norma de concentración de ozono en el ambiente. Sin embargo, a pesar de la implementación del “Hoy No Circula”, la contaminación del aire en la ciudad no logró disminuir.

Soluciones viejas a problemas viejos

En 1989, cuando inició el Hoy No Circula, había 858 mil 69 vehículos registrados, de acuerdo con cifras del INEGI. A pesar de que en la perspectiva actual suena a poco, era el segundo parque vehicular más numeroso después de la Ciudad de México, que en ese entonces tenía un millón 711 mil 583 autos circulando.

En 2018, último año que contabiliza el INEGI, el Estado de México contabiliza 7 millones 342 mil 919 autos. Esto es casi diez veces más vehículos que los que había en la entidad cuando fue necesario implementar el programa.

Como es lógico, el parque vehicular crece, pero el territorio no. Esto quiere decir que no solo hay más autos, sino que están más juntos, lo cual ocasiona más embotellamientos, y por ende, una concentración más grande de contaminación

Hoy No Circula en la pandemia

Derivado de la pandemia de Covid-19 en el país, desde abril se han implementado esfuerzos para que menos gente salga a las calles en la Ciudad de México y la Zona Metropolitana del Estado de México.

De esta manera, el programa Hoy No Circula cumple ahora dos propósitos: el que lleva teniendo desde 1989 para reducir los niveles de contaminación, y el extraordinario que evita que la gente salga a hacer cosas innecesarias.

Los lunes no deben circular vehículos con engomado amarillo, con 5 o 6 como último dígito en su placa de circulación; los martes no circulan automóviles con placa terminando en 7 u 8, con engomado rosa; los miércoles, no circulan aquellos que terminen en 3 o 4, ni los que tengan engomado rojo; los jueves no deben circular los autos que terminen en 1 o 2, ni engomado verde, y los viernes no circulan los autos que terminen en 9 o 0, con engomado azul.

Esto aplica también a vehículos foráneos o extranjeros, tienen que ceñirse a esas mismas medidas. Adicionalmente, estos vehículos no circulan de lunes a viernes de 5:00 a 11:00 horas. Tampoco circulan en ningún sábado, de 5:00 a 22:00 horas.

De esta medida están excluidos taxistas, motocicletas, transporte de carga, motocicletas y los vehículos de personas con discapacidad (debidamente acreditados como tales). También pueden circular con libertad vehículos de emergencias (seguridad pública, verificación administrativa, bomberos, rescate, protección civil y servicios urbanos), servicios funerarios y para esta situación extraordinaria, vehículos de uso particular de trabajadores y trabajadoras del sector salud en todas sus especialidades, paramédica, administrativa y de apoyo. En este caso, podrán portar el símbolo de salud sellado y firmado por su centro de trabajo.

Ahora, con las sanciones, los que no cumplan con el Hoy No Circula serán sancionados con una multa de 20 a 30 Unidades de Medida y Actualización vigente (UMA), además de la remisión del vehículo al corralón.

Considerando que cada UMA vale 86.88 pesos, la multa va entre mil 737 y mil 606 pesos. Además, en municipios como Toluca, es obligatorio el uso de cubrebocas.

Los municipios mexiquenses que entra en el Hoy No Circula son Atizapán de Zaragoza, Coacalco, Cuautitlán, Cuautitlán Izcalli, Chalco, Chicoloapan, Chimalhuacán, Ecatepec de Morelos, Huixquilucan, Ixtapaluca, La Paz, Naucalpan de Juárez, Nezahualcóyotl, Nicolás Romero, Tecámac, Tlalnepantla de Baz, Tultitlán y Valle de Chalco.

Héctor Castañeda

Comments are closed.