fbpx
México, cercano a 40 mil muertes por Covid-19
julio 21, 2020
Autoridades de Ecatepec cancelan baile sonidero con más de 200 asistentes
julio 21, 2020

Historia de una condena sin pruebas: caso Vieri García

 

Vieri Antonio García Soto escuchaba atento la lectura de los hechos que se le imputaban, sentado dentro de la burbuja de cristal de una sala de audiencia de los Juzgados de Barrientos…

 

 

NOTICIAS


Historia de una condena sin pruebas: caso Vieri García



21 de julio de 2020

Vieri Antonio García Soto escuchaba atento la lectura de los hechos que se le imputaban, sentado dentro de la burbuja de cristal de una sala de audiencia de los Juzgados de Barrientos.

La agente del Ministerio Público, una mujer de cabello rubio, le informaba que estaba acusado de haber participado, junto con otras personas, en el delito de homicidio calificado de cinco taxistas en un sitio de Naucalpan, estado de México, ocurrido un año y medio atrás:durante la medianoche del 28 de abril del 2015.

Pero en esa fecha -declaró Vieri- ni siquiera se encontraba en la entidad mexiquense, pues vivía en el estado de Nuevo León con su cónyuge, porque ella trabajaba en el Ejército Mexicano y desde el año 2014 fue reubicada al Hospital Militar Regional de Especialidades de Monterrey, ciudad donde él también laboraba como guardia de seguridad.

"El día 28 de abril me encontraba en mi domicilio, en Praderas de San Juan, en Juárez Nuevo León, puesto que estaba trabajando en Monterrey", declaró Vieri.

Éste sólo fue el inicio de un proceso que duró un año tres meses. La defensa presentó documentos que acreditaban la residencia del inculpado en Nuevo León cuando ocurrieron los hechos en el Estado de México, entre ellos: testimonios presenciales, la credencial de elector, la licencia de conducir, una carta de no antecedentes penales y una constancia domiciliaria, que previamente tramitó como requisito para entrar a trabajar.

También presentó una carta del jefe de Vieri, respaldada con una copia de la hoja de asistencia, para comprobar que el día de los hechos él se presentó a trabajar. Pero las pruebas fueron rechazadas por el órgano jurisdiccional.

La detención

Debido a que recibió una mejor oferta de trabajo, Vieri se regresó de Nuevo León a vivir al Estado de México en diciembre del 2015.

El 25 de noviembre del 2016, se dirigía a visitar a sus padres cuando fue detenido en un retén que realizaban conjuntamente policías de la entonces Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana, ministeriales y militares, en el municipio de Naucalpan, cerca de las 20:00 horas.

El padre de Vieri, Antonio García Barrios, denunció que a su hijo no se le presentó orden de aprehensión ni se le leyeron sus derechos, y durante más de siete horas, estuvo retenido por los agentes ministeriales en un vehículo, afuera de los juzgados de Barrientos, sin ser puesto a disposición del juez de control.

El detenido, de entonces 28 años de edad, ingresó a los juzgados ubicados en Tlalnepantla, hasta el día siguiente, el 26 de noviembre del año 2016, aproximadamente a las 4:00 de la mañana.

“Sin orden de aprehensión, sin leerle derechos ni nada, ahí lo tuvieron secuestrado prácticamente”, señaló el padre.

PARA LEER LA NOTA COMPLETA, ENTRAR A ESTE LINK.

Alma Ríos

Comments are closed.